• Daniel Arnaldos

Polvorones 2021 #4: curiosidad


Donde yo crecí no se fomenta la curiosidad de ninguna manera. En una sociedad que fomentara la curiosidad, no habría tanto botellón. El 99% del ocio en españa (mi propia estadística) consiste en quedar para beber y hablar de las cosas que a uno (o a otros) les pasa, o compartir observaciones en los términos más superficiales posibles, y si puede ser en formato chiste, mejor. No hay una actitud generalizada de: voy a investigar este tema, porque me apetece; voy a apuntarme a un coro o a unas clases de dibujo, porque siento ganas de desarrollar mis capacidades como humano pensante; voy a ver si este año expreso mi creatividad de distintas maneras... Es que ser curioso es tan peligroso, que como dice el refrán, te arriesgas a morir:

“La curiosidad mató al gato.”

¿Mató? Me llama la atención que el verbo esté en pasado. Piensa en el refranero. “A quien madruga…”, “Más vale pájaro en mano…”. Un refrán que no está en presente es un poco una chapuza, porque gracias a esa falta de concreción temporal, uno percibe esa frasecilla popular como verdad universal o como enseñanza aplicable a todos. Si lo que quieren es persuadirnos para que no curioseemos, sería más efectivo decir: “La curiosidad mata gatos”. Así, en presente y además no un solo gato en singular, gatos en general. O por qué no directamente: “La curiosidad mata”. Uff, eso si que me asusta. Mata igual que los cigarrillos. Podrían poner posters gore de un gato descuartizado en las librerías para que la gente se lo piense dos veces antes de abrir un libro. Porque claro, si soy curioso, al final moriré de la misma forma que de fumar: no con el primer cigarro, sino poquito a poco, como con todo mal hábito, me deteriorará y acortará mi existencia, que tendrá peor calidad de la que tiene una persona que no fuma (o que no curiosea).


Volvamos a la frase inicial: La curiosidad mató al gato


Yo digo: ¿qué le produce a un gato curiosidad? ¿había algo que quería comprender pero no podía? No creo. Los gatos no razonan. La curiosidad es una cosa humana, no gatuna. O a lo mejor es que estamos confundiendo curiosidad con necesidad. O a lo mejor la curiosidad es una necesidad. A lo mejor era un gato doméstico con la necesidad de conectar con otros gatos, o de no estar confinado entre las cuatro paredes de un apartamento diminuto, donde un humano amargado le daba todos los días el mismo pienso barato de mierda y decidió seguir ese legítimo sentimiento de que algo no va bien y aventurarse hacia su libertad, que terminaría por supuesto con su muerte, o bien por inanición, o bien atacado por otros animales callejeros, o pisoteado en la carretera por una de las diferentes máquinas de transportar homo-sapiens. O a lo mejor fue en realidad el hambre y no la curiosidad, la que incitó al gato a entrar, con mucho cuidadín, en esa panadería buscando algo que echarse a la boca para terminar recibiendo un escobazo fatal. Entonces, ¿fue el hambre quien mató al gato? Tampoco. Fue la panadera bruta con la escoba. Pero es que, cuando uno dice "la curiosidad mató al gato", el sujeto de la frase es “la curiosidad” y realiza la acción a titulo personal, como persona personificada que es: “La Curi”, la más chunga de lo Campano, que va por ahí matando gatos. Ay, no ¡qué esperpento gramatical! ¿Sería quizá más correcto decir: “El gato murió a consecuencia de las decisiones que tomó al dejarse llevar por su curiosidad”? Mira, yo no sé. El caso es que esa frase es un sinsentido. ¿En qué mundo no es la curiosidad un valor? Sin curiosidad no hay ni creatividad ni creación, y negar la creatividad es negar la vida misma. La curiosidad es una virtud que tenemos que fomentar de todas las maneras posibles. Practícala activamente meditando, leyendo, escuchando con atención, probando cosas nuevas. Cuanto más inviertas en curiosidad, más riqueza acumularás en forma de crecimiento. Y durante ese viaje, sé también curioso prestándole atención a la satisfacción tan profunda que produce el crecimiento. Todo gracias a la curiosidad.

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo